8 ene. 2010

Llegada a Perú. Valle del Colca, Pisco y Lima.

¡Hola de nuevo! ¿Qué tal habéis empezado el 2010? ¡Espero que con mucha fuerza y energía positiva!
Tenemos mucha acumulación de cosas que contaros así que intentaré hacer un resumen de casi todo lo que hemos hecho en los últimos casi dos meses.
Cuando Ana y Arnau volvieron a Barcelona, nos quedamos Jorge, Uschi y yo, de nuevo sin planes, sin barreras, sin tiempos ni prisas. Pero pronto vendría otra visita, la última del año. Vino a vernos Bárbara, la sobri de Uschi!! Bárbara llegaba a Lima así que decidimos pasar del desierto chileno al desierto peruano. Cruzamos la frontera por tierra y el primer destino fue Arequipa, una ciudad enorme en el sur del país, con mucha influencia colonial española, donde aprovechamos para visitar algunos museos y algunos monasterios del siglo XV, cuando se instalaron los miembros de la iglesia Española. Yo todavía no doy crédito de todo lo que he visto y oído. Las barbaridades de los conquistadores españoles creo que se quedaron cortas con las atrocidades de la iglesia encabezada por los reyes católicos. Uno se avergüenza de nuestros antepasados...
Tras unos días de culturización y de buen comer, nos fuimos a visitar el Valle del Colca. Llegamos a un pueblecito a 3.200m llamado Cabanaconde a través de una carretera infestada de baches y pasando por puertos de más de 5.000m de altitud. Desde ahí empezamos un treking de 3 días por todo el valle. Al revés de todo lo que pensábamos, el sur de Perú es muy seco y árido, donde la lluvia aparece muy pocas veces al año, y donde los paisajes son más bien desérticos. Resultó ser un trekking durísimo porque los desniveles diarios eran brutales. Vamos, que no había ni diez metros seguidos planos. Todo sube o baja muchísimo y las rodillas al final del día nos pedían descanso! Y el sol pegaba en el cogote a todo trapo! Lo mejor del treking fue llegar hasta un pueblo que se llama XXXXX. Es un pueblecito perdido en medio de la montaña, con un solo sitio para dormir, donde coincidimos con 2 australianos y donde la familia XXXXX nos atendió increíblemente bien. Nos dieron de comer y de cenar, nos mostraron un pequeño museo que han montado en una habitación donde puedes ver y aprender de sus costumbres, algunas ya olvidadas, y también ver herramientas, tipos de cultivos, animales. Pero el plato fuerte fue vestir a Jorge y a Uschi de locales con los trajes típicos de la zona. Imaginaros a Uschi con su metro ochenta, metida en un vestido típico de peruana, que la más alta debe medir uno sesenta!! Yo me partía haciendo fotos, Uschi bailando, Jorge haciendo de la suyas y toda la familia partiéndose de la risa, y los australianos con cara de poker observando el percal. El último día, teníamos una ascensión de algo mas de 1000 metros y decidimos dar caza a los australianos, que eran jugadores de fútbol australiano y estaban cuadrados. Les dimos algo más de una horita de ventaja en la salida. Los veíamos a lo lejos y Jorge y yo sacamos todo el orgullo y pusimos el turbo. No solo los pasamos 30 minutos antes de llegar a la cumbre, sino que les tuvimos que dar agua porque estaban reventados!!! jajajaja!!!! spanish power!! Se nota que estábamos más aclimatados a la altura y más en forma que ellos por todo el ejercicio que habíamos hecho en en norte de Chile!!
Después del trekking, nos fuimos a visitar la ciudad de Pisco, completamente devastada por el último terremoto y visitamos el Parque Natural de las Islas Ballestas, que la verdad es que no es ninguna maravilla, pero conocimos a otros viajeros y como siempre, lo pasamos bastante bien. Ya estamos cerquita de Lima, la gran capital, pero todavía quedaban unos días para que llegase Bárbara, así que decidimos pararnos en una playita surfera a las afueras de Lima para pasar 3 días de intensas olas. El pueblecito se llama San Bartolo, y es bastante feo y hay poco que hacer, así que nos pasamos los días del agua al hotel y del hotel al agua, intentando surfear en las olas. Era la primera vez que yo surfeaba en playas de roca y por fin he perdido el miedo! Nos lo pasamos en grande surfeando aunque también nos llevamos algunos golpes de recuerdo, sobretodo Uschi, que se empeño en surfear una ola al revés y se llevó un guantazo de la tabla en el cuello que tardo varios días en olvidar...
Y por fin en Lima! Llegamos a la capital y fuimos a recoger al aeropuerto a Bárbara. Ya somos 4 viajeros!!! Una vez estuvimos los 4 juntos, nos fuimos a casa de Rafa, un buen amigo de Jorge que nos dejó su pisito en primera linea de mar, en el mejor barrio de la ciudad. Nos instalamos como en casa y estuvimos como reyes varios días, conociendo la ciudad, sus museos, su gastronomía, su noche, sus rincones escondidos y preparamos los siguientes pasos del viaje, que os contaré en el siguiente post!
Os dejos algunas fotos del treking y del sur de Perú (No os perdáis a Uschi vestida de local) Espero que las disfrutéis y que nos dejéis algunos comentarios!
Besos a todos,
Uschi y Robert

6 comentarios:

Bellotita dijo...

Fantástico este blog! menuda experiencia estais viviendo! Un saludo

cloe dijo...

claramente, las de uschi y jorge vestidos de faralaes peruanos, son las mejores!
cuidaros!!!
besos ya desde Barcelona
c y c

cloe dijo...

oye.... y que buena pinta tenia la casa !!! seguro que es bolivia??? que pasada! y no os estuvisteis de nada... anda como os pusisteis majos... el vegetarianismo...duró lo que duró, no? aixxxxx
pasaroslo muy bien en Brasil!!
c

LUCHO dijo...

BESOTE A LOS 2!!!

Patri dijo...

Seguid contandonos mas cosas de Perú!besitos desde el pueblo de Juan

Anónimo dijo...

Hola chicos!
¿Cómo va? ¿Seguís en Bolivia? Os echamos de menos en la fiesta de Lima. Si volvéis a pasar por ahí tenéis que ir a conocer a Nelly.
Un beso
Cris