12 jul. 2010

Aprender de las pequeñas cosas...

Hola lectores! (si es que todavía queda alguno!)
No se si quedará algún lector por el blog, pero bueno, me apetecía escribir algo espontáneo y muy cortito que quiero compartir con los que estéis por aquí!
De lo último que hicimos cuando estuvimos en Colombia, fue visitar una finca cafetera orgánica, donde cultivan café de forma ecológica y tradicional, es decir sin utilizar ningún tipo de químicos, fertilizantes ni maquinaria pesada. Su dueño, Don Elías, fue clave por sus amables explicaciones pero sobretodo porque nos demostró que detrás de cada granito de café hay un cariño, unos valores, y un trabajo de muchísimo sudor y de un valor incalculable.
Pues bien, desde aquella visita cada día que tomo un café, veo a Don Elías, con esa sonrisa tan natural, con tanta energía a sus alrededor, con un cariño y un amor inagotable hacia sus plantas, árboles, frutas, gusanos, hojas, agua y un largo etc.
Tomo muy poquito café, pero lo disfruto el doble, incluso cuando está malo!!!
Y ahora me pregunto, ¿Cómo me tomaba un café antes? ¿A qué me sabía? ¿Con qué lo relacionaba? No sé lo que hacía antes, pero ahora, gracias a personas como Don Elías, un café tiene un poder tremendo. ¡Todavía hoy me está enseñando cosas nuevas! Con todo esto, quería deciros que cada vez me parece más importante el conocer el origen de las cosas, el dar un sentido a lo que hacemos, a lo que comememos, a lo que construimos, el estar conectados con la naturaleza, con las personas, con los valores de cualquier rincón de este planeta, por pequeño que sea. Y qué difícil es cuando vivimos en una situación constante tan individualista!

Don Elías, de corazón GRACIAS por lo que su familia y Ud nos enseñaron aquel afortunado día en su pequeño paraíso. Los recordaremos SEMPRE DE CORAZON,

Uschi y Robert

25 jun. 2010

Tiempos de Contradicción

Como todavía no consigo inspirarme para escribir lo que quiero contar, os copio unas lineas de un libro cuya introducción me ha hecho pensar mucho, sobretodo coincidiendo con la vuelta a casa.
Echo mucho de menos mis encuentros con el blog!! Siento estar parado!
Ahí va el texto y una invitación a su reflexión.
Besos,
Robert

We have larger houses, but smaller families,
more comfort, but less time.
We have more education, but less understanding,
more knowlwdge, but less insight,
more experts, but more problems,
more medicine, but less god helath.

We have reached the moon,
but we have problems crossing the street to meet our neighbors.
We invent more and more powerful computers
and produce more and more information,
for which more paper is consumed than ever before,
but there is less communication in our lives.

We get more and more in terms of quantity,
but less and less in terms of quality.
These are the times of fast food and bad digestion,
inflated egos, but little personality,
of high profits, but superficial friendship.

These are times of showing off
with no substantial background.

The 14th Dalai Lama

5 jun. 2010

Una nueva etapa está empezando...

Hola a todos! Como algunos ya sabréis, ya estamos de vuelta en Barcelona. Ya llevamos casi un mes aquí! Han sido tantas las emociones, experiencias, sensaciones y demás que la verdad no sabría ni por donde empezar.
Tengo dos post pendientes de publicar que espero escribir pronto y daremos por cerrado este blog. Se me encoge el corazón al deciros todo esto, porque sois tantos los lectores que nos habéis animado a llegar hasta aquí, que se me hace durísimo acabar con él!! Y no se como hacerlo pero lo intentaré!
Por el momento deciros que estamos muy bien, que el aterrizaje ha sido muuuuucho mejor de lo que esperábamos a pesar de algunos varios "palos" recibidos. La verdad es que la recta final del viaje por colombia y la semanita en familia por Miami antes de volver nos han cargado pilas para rato!!!
Y sí, una nueva etapa está empezando, esta vez en Barcelona y por tiempo indefinido. No queremos tirar el ancla todavía, y por suerte sabemos lo fácil que es hacer la mochila y dejar algo atrás así que los que estéis aqui cuidarnos mucho para que no nos escapemos eh!!
En breve escribiremos el post final ok!
BESOS a todos y gracias por habernos seguido durante todo este tiempo!
Roberto

Pd. Ya estoy pensando en abrir otro blog...... ;-)

27 abr. 2010

Cuando un Osés llegó a Colombia...

Hola a todos!!
Hoy os escribo para contaros una anécdota divertida. Esas cosas que pasan cuando uno está de viaje y tiene tiempo!!!
Hace unos días llegamos a un pueblecito llamado Barichara, en el corazón de Colombia. Un lugar especialmente bonito y tranquilo, donde hemos pasado un par de días de culturilla, caminatas largas y relax. La arquitectura de Barichara es muy parecida a la de los antiguos pueblos españoles. El pueblecito rebosa influencia colona por todas las esquinas!!! Al llegar nos hospedamos en una casa familiar, un sitio monísimo, con su pequeño patio interior y muy acogedor. Y enseguida nos sentamos en la mesa a comer unas frutas que habíamos comprado antes de llegar al pueblecito. En la misma mesa donde estábamos sentados, se sentó el cura del pueblo, el Monseñor José Antonio Arenas Prada y enseguida entablamos una larga conversación. Nuestro viaje, el papel de la iglesia en la sociedad de hoy en día, los españoles de hoy, los de antes, los que llegaron de la península reclamando tierras concedidas por el Virrey, y un largo etc. Y charlando charlando, me dice, pues mi tatarabuelo, Don Javier Arenas llegó en uno de los primeros barcos españoles con mi Tatarabuela MARÍA OSÉS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! y yo pegué un brinco de la mesa que no me lo podía ni creer. Me quedé sin habla y casi hasta le perdí el respeto al hombre porque vamos.... no se lo cree ni el tato que María Osés llegó en un barco en 1700....
Empezamos a hablar del apellido Osés (para los que estéis perdidos al llegar a este punto, os aclaro que mi madre es OSÉS y además tengo una prima llamada María Osés, que por cierto la quiero mucho y le envío un beso enorme!!!). Que si la aristocracia, que si Navarra, que si el escudo y un largo etc. Estábamos a 30 grados y yo con la piel de gallina!!
Después de la agradable charla, nos invitó a pasar más tarde por su casa y así lo hicimos. Tiene una casa preciosa, perfectamente conservada con toda la historia de la familia. Cuadros, óleos, muebles, lámparas, jarrones, vajillas, y un sin fin de objetos todos traídos de Europa en barco en su día. Nos estuvo explicando cómo llegaban hasta ahí. Más de 3 meses de barco, y luego más de 3 meses para llegar hasta ese pueblo. Y LLEGABAN CON ESPEJOS GIGANTES!!!! ¿como puede ser? Lo de cargar un barco hasta las trancas de objetos lo entiendo, pero lo de transportarlo con animales por tierra hasta taaaaaaaaaaaaan lejos, me cuesta tanto creer!!!
Entre los objetos me enseñó el diario de su Tatarabuelo, donde menciona a María Osés, explica los detalles del viaje, y un sin fin de cosas. Los libros de registros de los barcos que llegaban de España. Un libro de todas las personas españolas llegadas a Colombia por barco con todos los cruces, ascendencias y descendencias. Nos enseñó un árbol genealógico de más de 300 personas inmenso, hecho a mano y con un detalle impresionante.

Fue una tarde increíble, un viaje al pasado, a la cultura de entonces, a las costumbres de la aristocracia de antaño.
Y nada, me os lo cuento porque me hizo muchísima gracia y a la vez ilusión saber que un Osés llegó a este mismo pueblo hace más de 300 años!!!!
Tenemos mas aventuras que contar, pero sigo esperando que Uschi se ponga las pilas y escriba. Está más vaga que nunca con el blog!!! Y eso que le insisto mucho ahora que tenemos más tiempo!
Hasta la próxima!!! y un BESO ESPECIAL a tooooodos los OSÉS del mundo!!!!!
Roberto

22 abr. 2010

Gracias Cartagena!!!

¡Hola y adiós Cartagena! ¿Cómo es posible que el tiempo pase tan rápido?
Después de más de dos meses viviendo en esta maravillosa ciudad, lo único que podemos decir a toda Cartagena a través del blog es GRACIAS.
Gracias por recibirnos con los brazos abiertos desde antes de que llegáramos. Gracias por confiar en nosotros y darnos responsabilidades en las fundaciones donde hemos podido colaborar y aprender y compartir tantas cosas. Gracias a todos los que nos habéis enseñado los rincones más escondidos de la ciudad: los lugares más pobres, los más ricos, los más culturales, los más marchosos, los más marginados, los más soñadores y un largo etc. Aunque reconozco que todavía hoy no asimilo tanto contraste como el que hemos vivido estos dos meses creo que hemos podido disfrutar y saborear cada vivencia que nos habéis regalado. GRACIAS.
Es difícil expresar a veces todo lo que uno siente. Hoy aún más porque en este caso son sensaciones nuevas. Son sentimientos que cuestan identificar, así que ponerles palabras y darles sentido en un blog me resulta casi imposible. Antes de empezar este viaje, miro atrás e intento buscar 2 meses consecutivos en mi vida que me hayan aportado tanto y no los encuentro. Con esto no quiero restarle importancia a mi pasado, ya que sin él no hubiese llegado hasta aquí, pero sí me ayuda a explicar lo que quiero decir. Parece mentira que en tan solo dos meses quepan tantas experiencias, tantas personas, tanto cariño, tanto aprendizaje y conocimiento, tantas sensaciones nuevas, TANTA VIDA! No sé muy bien lo que es, pero algo estamos haciendo mal en el “mundo occidental” que no funciona. Tenemos siempre tanta prisa que 24 horas en un día no son suficientes, que semanas de 7 días se hacen cortas y que nos pilla el toro sistemáticamente. Nuestra excusa para todo es “no tengo tiempo para más” y siempre lo decimos con cierta insatisfacción porque curiosamente lo que hemos dejado de hacer es lo que más nos apetecía o hemos dejado de lado temas personales importantes. Una de dos, o tenemos demasiadas obligaciones o somos unos pésimos administradores de nuestro tiempo (o una mezcla de ambas). La verdad es que una de las razones que me aterra de volver a Barcelona es volver a ese ritmo frenético. Cartagena es una ciudad costeña y como tal, su ritmo es caribeño. Las cosas van despacio porque sí. Cualquiera que venga con mentalidad occidental aquí se vuelve majareta. Yo desde luego, no estoy hecho para este ritmo, pero sí me ha enseñado a tomarme las cosas con más calma, con TIEMPO, y no os imagináis la cantidad de nuevos puntos de vista que uno obtiene de la cosas cuando hace las cosas con tiempo. Tengo millones de ejemplos, pero os pondré uno cortito. Un día laboral en Cartagena empezaba a trabajar a las 8. Podría despertarme a las 7:30, ducharme corriendo, salir de casa y coger una mototaxi y plantarme en la oficina en 10 minutos. Pues NO. Me levantaba como a las 6, desayunaba sentado en la mesa de casa, hacía una corta meditación de 20 minutos con uschi, leíamos la prensa por internet y bajaba a la calle donde me tomaba un zumo de naranja de medio litro charlando con el vendedor, muy tranquilo. Luego iba andando a la parada de autobús y luego 20 minutos hasta la oficina. Os aseguro que en el autobús han nacido la mitad de las ideas que llevé a cabo en la fundación y todo esto porque tengo TIEMPO. Cuando llegaba a la oficina ya había vivido 2 horas!!
Imagino que todo esto que os cuento a muchos os sonará a chino, y diréis “claro, es que no tiene hijos” o “en Cartagena y en una fundación, todos tendríamos tiempo!” “Claro, como no tiene otra cosa que hacer que rascarse la barriga…” “ así cualquiera, en Cartagena no hay atascos!!”. Creedme que ninguna de esas excusas me convencería. He currado jornadas bastante largas con el 100% de mi compromiso, sin faltar ni un día, me he comido buenos atascos, hemos tenido una vida social bastante ajetreada, pero a pesar de todo casi siempre sacaba TIEMPO para lo más importante. Y si lo más importante funcionaba, todo lo demás rodaba solito! No sé qué será, ni cuál será la fórmula, pero han sido dos meses en Cartagena llenos de vida y de experiencias, llenos de sentido y de felicidad. Creedme que voy a pensar en esto y si saco conclusiones las compartiré con vosotros. Por lo pronto me vienen dos cosas a la cabeza: la primera es que tendemos a llenar nuestro tiempo con acciones, obligaciones y compromisos que carecen de sentido; y la segunda es que hacer cosas sabiendo que tienen una fecha final más o menos cercana hace que aproveches mucho más los días y sepas decir NO a todo aquello que no te interesa. Una va ligada con la otra. Prometo darle vueltas a todo esto y compartir conclusiones con vosotros.
Bueno lectores, tenemos que deciros que nuestra experiencia por el mundo está llegando a su final. Desde hace 5 días dejamos las fundaciones y nos despedimos de Cartagena para conocer un poco más este país y la idea es llegar en mayo a Barcelona. Hemos vuelto al mochileo y a la vida del viajero!! Vamos a intentar aprovechar al máximo esta recta final y a exprimirla a tope! Me gustaría que nos pusieráis algunos comentarios en el blog y que EXIJÁIS a uschi que vuelva a escribir, porque tiene abandonado al blog y a sus lectores y yo sé muy bien que sus artículos os encantan! Así que os invito a que os quejéis y además tendréis mi apoyo!
Ya tenemos ganas de contaros cositas nuevas de Colombia!!!
Aquí van unas fotitos de Cartagena.
Un abrazo enorme a todos nuestros lectores y GRACIAS POR VUESTRO TIEMPO
Uschi y Roberto