29 jul. 2009

Curso de Meditación y Filosofía Budista, Kopan Monastery

Nuestra primera experiencia con el budismo tibetano la tuvimos en el Sur de la India. ¿Os acordáis de nuestra estancia con los monjes en el Monasterio de Sera Jey? Aquellos 15 días y la visita de Dalai Lama al monasterio, han marcado nuestro viaje. Hasta entonces el Budismo era tan solo una religión más, cuyos monjes quedaban muy bien en las fotos de nuestros viajes. A lo largo de estos últimos meses, nos hemos ido acercando a su cultura, a su filosofía y a sus valores y hemos leído varios libros relacionados con la historia, política y su filosofía. Además, al llegar a Nepal, visitamos varios campos de refugiados y nos interesamos mucho por el conflicto político chino-tibetano, y a través del blog intentamos poneros al día de todo. ¿Recordáis?
Nuestro interés por el budismo ha ido en aumento, y en Katmandú decidimos apuntarnos a un curso-retiro de dos semanas de “introducción a la meditación y filosofía budista” en Kopan Monastery. Básicamente, te encierras en un monasterio, donde te aíslan de absolutamente TODO para que puedas tener una experiencia profunda. Durante el curso no puedes utilizar el teléfono, no puedes salir del monasterio, no puedes conectarte a internet, solo puedes hablar unas horas determinadas al día e incluso los últimos dos días y medio debes permanecer en silencio absoluto. Solo tú contigo mismo. Por su puesto hombres separados de mujeres. Hemos asistido al curso un total de 55 personas de 22 nacionalidades diferentes, casi todos de entre 20 y 35 años. Una pasada de grupo, de todos los continentes, de todas las religiones y de lo más variopinto pero todos unidos por las mismas preocupaciones e intereses.
A mí personalmente lo que más me atrae de esta rama del budismo es que es tremendamente racional. Todas las respuestas están dentro de nosotros, en nuestra mente, y es solo cuestión de estudiar y meditar. Empiezas con conceptos muy básicos y poco a poco se va complicando. Según el budismo, todos los seres humanos tenemos el mismo objetivo, que es ser felices y evitar el sufrimiento. A partir de ahí te dan herramientas para desarrollar la compasión, el amor, la amabilidad y un largo etc para combatir el egoísmo, el materialismo, el apego material y emocional, la tristeza, nuestros enfados... etc. La base es desarrollar tu mente a base de estudiar y meditar para entender el porqué de nuestros sufrimientos. De esta manera consigues ser más feliz y no solo mejoras tu, sino que ayudas a mejorar a todo tu entorno. Es decir, te trabajas a ti mismo en beneficio propio y ajeno. Parten de la base de que todo lo que hacemos y decimos tiene un impacto positivo o negativo en los demás. (Os deje un post la semana pasada titulado ‘Huellas’ que habla de este concepto).
El budismo que estamos descubriendo, es el tibetano, liderado por S.S. el Dalai Lama (hay otras ramas diferentes). Desde mi punto de vista (y esto es muy discutible), puedes separar perfectamente la parte filosófica de la religiosa, y eso es lo que yo personalmente he hecho. Para explicarlo breve y fácil, se podría decir que la parte religiosa es un ‘viaje’ al mas allá, un viaje al exterior basado en la fe y en creencias; en cambio, la parte filosófica es un viaje hacia tu interior, un viaje donde te descubres a ti mismo, donde encuentras respuestas por ti mismo y donde solo hay un juez: TU.
En occidente, estamos acostumbrados a buscar ‘respuestas’ y soluciones en el exterior con el objetivo de ser más felices. Es decir, buscamos un sueldo mejor, un buen coche, buenas comidas, muchos planes y mucho ocio y muchas veces queremos todo esto a cualquier precio. En definitiva, buscamos constantemente placeres. En cambio, el Budismo nos enseña todo lo contrario, es decir, a buscar todas las respuestas que necesitamos en nuestro interior. Esto no quiere decir que no disfrutemos de la vida y que no seamos ambiciosos y que dejemos de hacer lo que nos gusta. Esto significa que debemos entender el ‘porqué’ de cada una de nuestras acciones, y ese ‘porqué’ es la clave. Es un ejercicio muy sencillo y a la vez muy difícil. A veces te preguntas cosas tan básicas que no encuentras la respuesta.
Tengo un sin fin de frases que quería poner en este post, pero creo que sería demasiado texto. Si alguien las quiere se las puedo enviar personalmente. Para acercaros un poco a todo esto que estamos viviendo, no es necesario venir a Nepal y encerrarse en un monasterio. Hay un libro que resume perfectamente todo lo que hemos estudiado en el curso que se llama “El arte de la felicidad”, escrito por Howard Cutler y S.S. el Dalai Lama. Es muy sencillo y práctico y os recomiendo encarecidamente su lectura. Creo que es lo mejor que he leído en mi vida. Leyendo este libro, podréis entender todo lo que os quiero transmitir en este post, que es mucho, pero que me sabe a poco. También podéis conectaros a la web de nuestro 'monje-profesor', y escuchar alguno de sus ‘teachings’. Todo este aprendizaje, debe ir acompañado de la mano de la meditación. Solo llevo un mes practicando, así que no puedo explicaros lo que es porque soy un novato. En el monasterio nos han enseñado varios tipos de meditaciones. Largas, cortas, fáciles, difíciles. Hay de todo. Lo que sí que os puedo asegurar es que todos somos capaces de meditar. Yo pensaba que se trataba de mantener la mente en blanco, pero eso no es lo más importante. Hay muuuuucho detrás de cada meditación. Para mí lo más importante es meditar por la mañana. Es un ejercicio muy sencillo y corto (20 minutos) donde te recuerdas a ti mismo el porqué estas donde estas y donde encuentras las motivaciones necesarias para tener un buen día. De alguna manera, empiezas el día con fuerza y energía positiva.
Y hasta aquí podemos contar!!! Que me enrollo como una persiana!! Que levante la mano todo aquel lector que se piense que estamos chalaaaaaaaaossss!!!!!
Se admiten todo tipo de comentarios, preguntas y sugerencias. Recordad que hay una opción de comentarios anónimos…. jajajaja así que podéis decir lo que queráis!!!
Os dejo algunas fotos. Faltan varias, pero me da error al subirlas, lo siento!
Pd. Quedan apenas unas horitas para ver a mis padres!!!!!!
Roberto (y Uschi desde el silencio)

2 comentarios:

Guillaume Watine dijo...

hoooooooooola! No sabéis que ilusiónme hace saber de vosotros! hace mucho tiempo que estaba esperando alguna entrada en el Blog para poder seguir vuestras aventuras!

Definitivamente estási haciendo un viaje que cambiará vuestras vidas para siempre, o eso espero!

Como sabéis vita y yo nos casamos el 3 de Julio pasado. El 24 de octubre celebramos otra boda (esta vez Católica), ya sé que no estaréis aún de vuelta, pero quiero que desde la distancia también os sintáis partícipes de este momento. Luego nos iremos 1 mes a México, así que si de casualidad en noviembre ya habéis cruzado el Pacífico y media América avisadnos.

Besos y Abrazos,

Guillaume

Anónimo dijo...

Holaaaa!!
No sabes como me he reido!!! con la bandera, la profa, que risa... me ha cogido un ataque!!
y por fin he visto las fotos!
Acaban de llegar los papas, ya solo falta que llegue el neng questa de toros en Huesca... otro que no pierde el tiempo...
seguid escribiendo!!
besos
cloe