29 jul. 2009

Dias para no olvidar jamas...

Ser el profe de mates de 5 cursos en un colegio significa ser el ogro y el enemigo común numero uno. Uschi haciendo todo el día manualidades y cosas chulísimas con ellos y yo todo el día poniendo deberes y pegando sermones (notáis ciertos celos no??). Así que fuera de clase me lo he tenido que currar el doble. Por suerte, en el cole no todo son clases y mates. En el recreo, y por las tardes, les hemos enseñado juegos como “polis y cacos”, el juego del “pañuelo”, el juego de la “araña” y algunos juegos más que han resultado bastante divertidos. Pero entre todas las actividades que hemos hecho, hay 5 que quiero compartir con vosotros.
Tower Trip
“Good Mornirg Sir!” me dice la directora, “today is a nice day to walk to the tower with children!!”. Así se plantea una excursión en este cole. Los alumnos llegan y se enteran de que se van de excursión. Nosotros estamos acostumbrados a la planificación, a los permisos firmados por los padres y a todos esos miedos que tenemos en occidente. Aquí, no. Aquí se decide y se hace y a quien no le guste que no venga!.
La primera excursión que hicimos con el cole fue una caminata de hora y media hasta llegar a una torre con vistas panorámicas de 360º. Todo empezó muy bien y tranquilito. Todos en fila (40 chavales) y muy bien formaditos, pero al poco rato de caminar, unos corrían, otros se quedaban atrás, otros se metían en las zarzamoras a coger frutas silvestres, otros se paraban a hacer pipi… así que pronto todo estaba patas arriba. Uschi de los nervios, intentando controlar todo y yo, viendo la situación, me uní al grupo de los chicos de 4º y me lo pase bomba con ellos, aparte de ponerme ciego de moras. Al llegar a la torre, faltaba la mitad del grupo. Unos se habían desviado a ver un templo, otros se habían quedado por el camino, otros ya estaban de vuelta, vamos un cachondeo!!! Solo os digo que no conseguí hacer la foto de grupo porque en ningún momento estuvimos todos juntos. Increíble pero cierto! A la vuelta, un bus que bajaba vacio se ofreció a bajarnos hasta el pueblo sin pagar. Nos metimos todos en un autobús pequeño apretadísimos. Faltaban unos 7 alumnos, pero aun así, los profes decidieron pirarse diciendo que los chavales ya irían a sus casas andando. La vuelta en el autobús fue divertidísima, todos cantando, bailando y dando brincos en el autobús y el conductor tan contento!!! (Vamos, igualito que en mi cole…).
Boda Nepali.

Uno de los alumnos del cole nos invito a la boda de su hermana. Aquí el sistema de castas esta todavía muy arraigado y las bodas son por acuerdos entre los padres. La ‘novia’ tan solo tenía 17 años recién cumplidos y creo que su boda fue el día más infeliz de su vida. La cara reflejaba tristeza y tenía una mirada que decía “vaya una mierda de vida me ha tocado vivir”. La boda se celebró en casa del padre de la novia, que está perdida en la montaña y donde solo se llega andando. Al llegar, enseguida nos dieron de comer, beber y nos invitaron a bailar. Uschi , tras la insistencia de mucha gente para que bailara se lanzo al ruedo y les dedicar un baile que revolucionó la boda. Inevitablemente fuimos el centro de atención bastantes veces. A mí no paraban de darme roxy (vino local que hacen ellos en sus casas), y pronto estuve más ‘palla’ que ‘paquí’. El regalo de boda fue un ánfora para llevar agua que pagamos entre todos (unos 2 euros por barba). Como en occidente, aquí también hay protocolos, excesos de comida y bebida, bailes y festejos, pero la principal diferencia es que esta gente se casa por imposición de los padres, y lo hacen en sus casas, rodeados de vacas, gallinas, grano, paja y todo lo que hay en una casa normal de campo. Tras la boda, la novia se va a vivir a casa del la familia del novio y más tarde, si se lo pueden permitir, se construirán una casa para crear una nueva familia, aunque es bastante difícil. En cada hogar lo normal es ver 3 generaciones viviendo juntas. Al final resulto ser un día divertido, pero a la vez duro por vivir tan de cerca la cultura de castas y matrimonios por conveniencia.

Una de las profes del cole tiene 29 años, como yo, y tiene un hijo de 14 y otro 12. Se caso siendo una pequeña adolescente, dejar el colegio para parir a dos hijos, y luego volvió al cole y ahora es profesora. Tiene huevos…
Nos vamos de Picnic
Esta es la excursión estrella de los dos meses. Para despedirnos, la directora del cole propuso montar un picnic en Katmandú con todo el cole (menos los mas peques). Vaya montaje!!! Para ahorrar costes, decidieron cocinar el día anterior en el cole para 75 personas. Pues bien, alquilamos un autobús de 30 asientos para 75. Más de 3 horas para llegar al parque en Katmandú. Fue una pesadilla para muchos niños. Imaginaros: unos que se mean, otros que se marean, otros que vomitan por la ventana, otros que vomitan sin previo aviso encima del de al lado, todos sudando como pollos… tremendo! Al llegar al parque todos los problemas desaparecieron en un segundo. Uschi y yo teníamos preparados varios juegos y fue divertidísimo. El juego estrella fue el de buscar y morder la manzana dentro de un plato hondo lleno de harina. Todos jugamos y las risas fueron tremendas. Hicimos carreras de sacos, partido de futbol femenino, campeonato de futbol con los chicos, toboganes, bádminton, y varios juegos más que ni me acuerdo. Luego comilona y más juegos! Así que el duro viaje en autobús obtuvo su recompensa. La vuelta no fue tan dura, pero llegamos tan tarde al cole, que muchos niños no podían volver a sus casas, ya que algunos tienen que andar una o dos horas entre los campos para llegar a sus hogares, así que hicimos la fiesta del pijama en el cole. Las niñas (2 o 3) en la habitación de la directora, y los niños (6) en casa de otra profesora. Seguro que ningún niño olvidara este día tan divertido que hemos pasado juntos.
Lo más sorprendente es lo “barato” que resulta hacer este plan. El coste total del picnic fue de 130 Euros. Si si, 130 incluye comida para 75, te para 75, alquiler de un autobús para un viaje largo de ida y vuelta todo el día, juegos, y varias pijaditas mas. Para financiarlo, se hizo una colecta de 1 Euro por niño (que algunos no pudieron pagar y se lo pago el cole), utilizamos una donación de unos franceses de 25Eur, y el resto lo puso el cole y nosotros. En fin, un día para no olvidar.

De perdidos... al rio!!
Bueno bueno bueno… no se me ocurre otra cosa que decirles a los niños que me quiero bañar en el río. A los pocos minutos la excursión ya estaba montada! Fuimos unas 15 personas entre profas y niños a un rio que está a una horita caminando desde el cole. El río es pequeño y con poca corriente, así que el peligro era mínimo, pero no hay que olvidarse que aquí no hay piscinas ni lugares donde nadar. La gente no sabe nadar. Solo algunos chavales han aprendido por su propia cuenta, mientras otros tienen autentico pavor al agua y no se atreven a bañarse ni si quiera en mis brazos! Uno de los niños entro corriendo al agua, totalmente ido por la alegría y la excitación y con una sobredosis de energía y tal cual se metió en el rio, se fue directo al fondo. Uschi lo sacó cogiéndolo de un brazo y tardo segundos en vestirse y en no moverse de una roca… vaya susto se llevo el pobre chaval.
Al llegar al rio, nos bañamos, saltamos, hicimos volteretas, torres, y jugamos a algunos juegos. Lo mejor fue cuando, en un momento de agua revuelta y totalmente marrón me quite el bañador y les dije a las profas que en España hacemos esto en el mar y decimos “BANDERA” mientras agitamos el bañador en la mano. Unas escandalizadas, otras incrédulas, otros se partían de la risa. Pero lo mejor estaba por llegar, ya que una hermana de una profesora se quito las bragas e hizo una bandera en toda regla. YO NO DABA CREDITO!!!! Y los chavales no sabían si reír o apuntarse a la fiesta…. y a mí no se me ocurre otra cosa que decir: “KHUATTRO BANDERA!!!” Khuattro significa “grande” en nepalí, así que le llame culo gordo a la cara, porque las bragas eran del tamaño de un tractor y claro se armo la de Dios!!!! Aun hoy, mientras escribo esto me descojono. Aquí llamar culo gordo a una chica es peor que en nuestra cultura!!! Por suerte no se ofendió y hoy cuando lo recordamos todavía nos reímos. Una de las chicas que vino con nosotros (la que hizo la bandera con las bragas) nos dijo que la ultimo vez que se había bañado en el rio fue hace 20 años, y que haber vuelto al rio con nosotros había sido el día más feliz de su vida.
Camintas
Estamos en la montaña y aquí la gente vive del campo. Las casas están esparcidas por las montañas y no hay un pueblo como tal, sino que hay cientos de casas, cada una en su terreno. Algunos niños viven cerca del colegio, pero otros viven a una o dos horas andando cada día.
Después del cole, en alguna ocasión acompañamos a los chavales a sus casas y es una caña. Andar por los senderitos de montaña entre campos de maíz, arroz, trigo y mil cosas que no sé ni lo que son. Caminatas largas con bastantes pendientes y con unos paisajes y vistas preciosas. Para los niños es un orgullo que vayamos a sus casas. Al llegar, conocemos a sus familias y nos convertimos en invitados de honor. Somos los primeros blancos en visitar estas casas… y algunas personas flipan. Nadie habla inglés, solo los niños. Ni si quiera hablan nepalí, porque son de castas que tienen su propio idioma. Las casas suelen tener dos pisos y suelen ser muy pequeñas. En el piso de abajo suelen tener la cocina y los animales (todo junto) y en el piso de arriba dos habitaciones para toda la familia. Aquí el concepto de espacio e intimidad no existe. Nos quejamos de los mini pisos de Barcelona y Madrid, pero esto es aun más pequeño. Todos viven con todos, animales incluidos. Una vez en sus casas, nos cocinan algo, nos ofrecen te, luego leche de búfala, luego roxy (vino de elaboración propia), nos enseñan algunas fotos de la familia y simplemente pasamos el rato. Los niños me piden que me quede a dormir pero la verdad es que nunca me he quedado. Aquí podemos ver el autentico Nepal rural, donde se visten como hace siglos, llevan adornos y pendientes antiquísimos, trabajan el campo hasta muy avanzada edad y todo con las manos y un par de herramientas manuales(sin ninguna maquina). Es sencillamente espectacular poder vivir esto tan de cerca. Al día siguiente los chavales fardan de que Roberto y Uschi han estado en sus casas y claro, luego todos nos piden que visitemos sus casas. En total habremos visitado unas 8 o 9 casas diferentes y todas ellas tienen algo especial que recordar. Y hemos sobrevivido a todas!!! Lo digo porque nunca decimos que no a nada por respeto y hemos comido y bebido mil cosas raras, que, al tomarlas piensas que te va a dar un yuyu, pero no… estamos bien!!!!
Bueno, como veis hemos estado 2 meses sin escribir, pero no faltan aventuras y cosas que contar. Esto es un mini-resumen de todo lo que hemos vivido, pero no me quiero enrollar más de la cuenta. A ver si vuelvo a coger ritmo con el blog y os cuento con más detalle las próximas aventuras.
Espero haberos divertido un ratillo con este post! Please, escribid un comentario!! Aunque sea solo una línea vale?? (es que me hace mucha ilusión saber que estáis ahí y nos leéis de vez en cuando!!!)

Aqui podreis ver las fotos de todo este post. Hay varias Galerias. PINCHAD AQUI.

Besos,

Robert y Uschi

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Vaya pasada!!

No dejeis tanto tiempo el blog, que se nos acumula el trabajo a los lectores y no podemos digerir toda la información.

Me ha echo mucha ilusión saber de vosotros, y haber podido hablar contigo esta mañanita.

Disfrutar de estos días en Familia.
Un beso enorme a los dos.
Lucho

Edu dijo...

Leponnggggsssss!!!
me he roto riendo cuando explicabas lo de la bandera. Bestial! Me estoy poniendo al día... me falta leer vuestro mes de agosto... beso a ushi y abrazo a ti.
Edu