20 abr. 2009

Llegada a Kolkata. Rumbo a Nepal


Tras 25 días añorando a Hércules en la distancia, volvimos a kalcuta en su rescate. Nos proponemos llegar a la frontera de Nepal con ella y luego buscar la manera de llegar a Kathmandu, donde nos encontraremos con mis hermanos y cuñado. Al ir a buscarala, no sabéis lo contenta que se puso Hércules. Nada más verme se le salía el aceite del depósito de la alegria que sentia... jejeje. Se encendió a la tercera y brum brummmmm!!! Ole!! Lo que todavía no sabía es que al día siguiente y durante unos 5 días, le esperaba un tute de kilometros importante y un poco de carretera a contrareloj. Si no llegamos a tiempo, mi hermana Claudia me corta el miembro....
La moto nos la guardo un señor que conocimos en Kolcata. Estaba contentisimo con guardarme la moto. Le pagamos unas 500Rs (Su salario como portero 8h al dia 7 dias a la semana es de 1000Rs mes...)
En Kalcuta nos emborrachamos de chais (té). El té de aquí nos tiene totalmente enganchados y en Birmania el té es muy diferente, así que solo llegar empezamos a recuperar todos los tes que no nos habiamos tomado las últimas semanas.
Sin tiempo para visitar la ciudad (solo un par de dias para descanar), salimos de Kolcata a las 5h de la mañana unas carreteras secundarias muy bonitas. Campos y campos, poco tráfico y rumbo a no sabemos dónde, porque hay varias maneras de llegar a Nepal y todavía no sabemos cómo son las carreteras. Al final ha resultado un viaje de 3 días largo pero muy tranquilo y bonito. El último estado que cruzamos, Bihar, es un estado muy rural y bastante pobre. Aquí los niños trabajan en el campo y solamente hay un índice de alfabetizacion del 50%. Casi nadie habla inglés. La mayoria de las casas son de paja, barro y poco más. Apenas se ve construcción. Desde luego nada que ver con el estado de Kerala (el más rico de la India.) El único problema que tuvimos fue un un pinchazo con la moto, que tardamos casi 3h en poder arreglar, que nos retrasó la jornada y nos obligó a conducir al mediodía, cuando el calor apreta de verdad. Ah si!!! y nos han robado la bocina otra vez! hemos tenido que comprar otra!!
Estamos contentos de volver a la carretera India. A sus sabores, a sus tes, a sus comidas, a su gente a todo!!
Pronto llegaremos a Nepal!!! Qué nervios!!
Hasta la próximaaaaaaaa!!
Robert y Uschi

1 comentarios:

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.