16 ago. 2009

Bhutan, un país especial

Dicen que Bhutan, proviene del sanscrito ‘Bhotant’ que significa ‘fin de Tibet’ pero históricamente los butaneses llaman a su país Druk Yul ‘tierra del dragón trueno’.

Para los que no sepáis donde esta, está situado al este de los Himalayas entre la India y Tibet (China). El país es tan grande como Suiza y no llega a tener ni 1 Millón de habitantes!! Parece increíble, sabiendo que está entre dos de los países más poblados del mundo, verdad?

Los principales valores de la cultura butanesa se pueden resumir en tres: felicidad, igualdad de género y preservación medioambiental. Los planes de desarrollo del país se fundamentan en 4 pilares: buen gobierno, preservación cultural, conservación del medioambiente y desarrollo socioeconómico equitativo.

La filosofía budista define la felicidad como un bienestar que brota de la unión física y espiritual. Así pues, el primer objetivo de la actividad económica es en Bhutan intensificar el bienestar humano, no sólo la adquisición de bienes materiales. La persecución de riquezas materiales y no materiales confluye en los Planes de Desarrollo bajo la etiqueta d Gross National Happiness. Este desarrollo de tipo más humanista explica porque al principio de su desarrollo, los objetivos del gobierno se han dirigido hacia la población mediante mejoras en la sanidad y la educación, más que en la industrialización o en la diversificación de la economía para generar más riqueza.

Sin embargo, Bután no es un paraíso y sufre las penurias típicas de una economía de subsistencia, como agua no potable, baja esperanza de vida, alta mortalidad infantil, entre otros aspectos. Los planes de desarrollo tienen en el turismo una importante fuente de ingresos. No obstante, el miedo a la contaminación cultural mediante el contacto entre turistas y población ha llevado al gobierno a un férreo control a través de la agencia de turismo estatal, la única existente. La Bhutan Tourism Corporation supervisa el número de visitantes por año, las rutas, el alojamiento, el contacto con la población rural, la duración del viaje (de 7 a 8 días), etc. Para el gobierno el turismo y el contacto con la cultura occidental ha provocado consecuencias negativas, especialmente entre los jóvenes: consumo de drogas, infravaloración por el trabajo y pérdida de respeto hacia otros valores sociales y de la comunidad.

Tras esta breve introducción, ahora os contaremos nuestras aventurillas butanesas.

Un beso a toooooodos,

Ursula & Roberto

0 comentarios: