18 sept. 2009

Sambu Rio Arriba!!!

Rio Sambu pertenece a la comarca indígena de los Embera. Desde donde estamos se puede navegar rio arriba durante 5 o 6 horas hasta llegar a la última de las 6 comunidades que están en el medio de la selva. Cuando uno tiene que desplazarse por agua tiene la opción de pagar el viaje especial (100$ aprox) pero nosotros intentamos evitar pagar esas cantidades preguntando a toooodo el pueblo cuales son los próximos viajes. Así nos enteramos de que una persona que nos dijeron que era una “autoridad del gobierno” tenía que subir a Jingurudo, una comunidad casi al final del rio y a cambio de 3 galones (12$) subimos con él en su piragua. Después de una parad y visita rápida a tigre (otra comunidad), navegamos durante 3 horas para llegar a nuestro destino. 3 horas de viaje increíbles rodeadas de una vegetación inmensa, con verde de todas las tonalidades, con árboles que sobresalen de la selva por su altura, más pájaros y aves de colores y tamaños infinitos y ninguna otra piragua. Allí enseguida conocimos a Héctor, que nos invito a dormir y a pasar unos días en su casa (cabaña). Héctor tiene 5 hijos y la mujer se fue con otro así que trabajo no le falta. Tiene plantaciones de arroz y café aunque no lo suficiente para alimentar a tantas bocas. Una vez más, nos toca dormir en el suelo de madera, sin colchón y sin nada, solo una sabana para evitar picaduras y una mosquitera. El primer día fue genial porque todo el pueblo celebro un congreso-reunión y eso os permitió estar todo el día jugando con los niños, tirándonos al rio, dejándonos llevar por la corriente, viendo culebras, intentando manejar las piraguas, haciendo saltos y el payaso a más no poder. Los niños estaban encantados con tantos juegos y con esos dos blanquitos que habían llegado desde tan lejos. Cada mañana aparecían los niños por la casa, preguntando qué haríamos ese día y si queríamos jugar con ellos.
Y así pasamos 3 días con ellos, jugando, leyendo, descansando, aprendiendo y empapándonos de sus costumbres y compartiendo una infinidad de momentos que no olvidaremos. Al cuarto día, queríamos volver a Sambu de nuevo para buscar el único teléfono disponible en un radio de 4 horas. No hay cobertura en ningún lugar ni posibilidades de comunicarse. Necesitábamos un teléfono para dar señales de vida en un día tan especial como el 8 de sept. (Felicidades papaaaaa!) . No fuimos capaces de encontrar a nadie que bajara, así que con las mochilas cerradas por si acaso nos fuimos al rio a bañarnos con los niños cuando de repente vimos un señor bajando a remo y con la ayuda de la corriente en una piragua llena de frutas. Negociamos con él y nos bajo a Sambu a cambio de dos galones. Qué suerte otra vez!!! De recuerdo no solo nos llevamos nuestros buenos momentos, también nos llevamos cientos de picaduras por todo el cuerpo de dos insectos uno llamado coloradilla (más pequeño que un poro de la piel) y de chitras (una pulga muy cabrona…). Han pasado 2 semanas y aun tenemos las picaduras por el cuerpo. Al llegar fuimos corriendo a la cabina de teléfonos y había una cola eterna para llamar así que decidimos ir a otro pueblo llamado Garachine que esta a media hora de chiva. Al llegar ya eran casi las 2 de la mañana en España, así que aunque no os lo creáis no pudimos llamar por teléfono. Encontramos un punto en el pueblo con la cobertura justa para enviar un sms. Aun quedan rincones así en el mundo… En Garachine no hay NADA. Por serte conocimos a la directora del colegio, que después de darle un poquito de pena, nos dejo entrar en la sala de ordenadores de la escuela y pudimos conectarnos a internet 8 minutos (ni uno más). El único lugar con acceso a internet en 15 días. En este pueblo de mala muerte estuvimos dos noches. Fue un infierno. No encontrábamos a nadie que nos llevara al siguiente destino. Cero movimiento. Y la verdad es que tuvimos un buen bajón. Por suerte decidimos aflojar la pasta y pagar los 60$ que nos costó el viaje a playa de muerto, otro paraíso todavía por descubrir.
Aqui van fotos que para mi gusto son increibles!!! Me encantan!
Esperamos haberos entretenido un ratillo!
Uschi y Robert

1 comentarios:

bionyka dijo...

Hola! Aun sigo vuestro blog, jeje!
Increibles las fotos de la selva! Los bichos son una maravilla! Que envidia (sana, claro!) me dais!

Mucha suerte con todo! Y seguid disfrutando del viaje!
Besos!